Loading...

jueves, 26 de enero de 2012

Conozca las piedras que corresponden a su signo del Zodíaco y a cada chakra...


El significado de las piedras preciosas y las gemas

La cristalomancia es una técnica de percepción y adivinación antiquísima que se atribuye, en otros factores, a que la estructura de cada cristal vibra a una frecuencia... Escritos místicos que se remontan al siglo primero d.C. señalaban que había que llevar una piedra específica durante cada signo astrológico...
Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha sentido una atracción particular por las piedras. Las gemas se encuentran dispersas por el planeta desde que la tierra acomodaba su rotación alrededor del sol. Las crónicas más antiguas nos hablan de su extracción desde el legendario Egipto hasta las minas del valle de Oxus en Afganistán.  Rodeados de estas y a través de los milenios el hombre también ha sentido su poder, en la mayoría de los casos, benéfico, y solo en algunos, maléfico; y ha transmitido por tradición este conocimiento hasta nuestros días.
La innumerable cantidad de piedras preciosas y semipreciosas y su infinita variedad de colores y formas fue dado por el proceso de cristalización. Las tradiciones más antiguas y las investigaciones actuales coinciden en que el hombre es un receptor y transmisor de energía al igual que los cristales.
Por lo tanto podemos encontrar en sus diversas variedades las cualidades que vibran en sintonía con nuestros cuerpos. Para ello, nos sumergiremos en la tarea de descubrir cuales son las que se corresponden según las características de cada piedra.

Conozca las piedras que corresponden a su signo del Zodíaco y a cada chakra

ACUARIO: turquesa, amatista, ágata, granate, cristal de roca, esmeralda, lapislázuli.
PISCIS: coral, aguamarina, amatista, ópalo, ágata, nácar, rubí, perla, topacio, turmalina.
ARIES: rubí, amatista, azurita, dolomita, pirita, obsidiana.
TAURO: ágata, coral, ópalo, alabastro, piedra de la luna.
GÉMINIS: citrino, esmeralda, topacio, ojo de tigre, jaspe, cristal de roca, rubí, sodalita.
CÁNCER: perla, cristal de roca, ágata, cuarzo verde, rubí, jade, aguamarina, coral, ámbar.
LEO: cuarzo rosa, ópalo, obsidiana,rodocrosita, topacio, cornalina, jade.
VIRGO: jaspe, ágata. Oníx, piedra cruz, ojo de tigre, fluorita, amazonita, jade, ópalo.
LIBRA: esmeralda, coral, perla, estromatolito, turquesa, lapislázuli, rubí, aguamarina.
ESCORPION: topacio, perla, lapislázuli, hematite, ágata, amatista, malaquita, ópalo, jaspe.
SAGITARIO: granate, turquesa, amatista, hematite.
CAPRICORNIO: coral, rubí, amatista, malaquita, jade.

Chakras y piedras


1) SACRA: rubí- rubelita- granate- turmalina negra- cuarzo fumé- morrión.
2) UMBILICAL: citrino-calcita naranja-ágata naranja o con bandas.
3) PLEXO SOLAR: citrino-pacioimperial. 4) DEL CORAZÓN: esmeralda-turmalina verde-cuarzo verde-cuarzo rosa-  odocrosita-kunzita-trurmalina rosa.
5) LARINGEO-COMUNICACIONAL: zafiro-lapislázuli-turquesa-crisocola.
6) PINEAL DEL ENTRECEJO: fluorita violeta- cianita- amatista- aguamarina- sodalita- lapislázuli.
7) DE LA CORONA: cuarzo blanco-cuarzo fumé-amatista-topacio.

gemas sus poderes


LA CRISTALOMANCIA

La cristalomancia es una técnica de percepción y adivinación antiquísima que se atribuye, en otros factores, a que la estructura de cada cristal vibra a una frecuencia distinta en función de su naturaleza. Desde el punto de vista esotérico, esta vibración es capaz de sintonizar en el plano espiritual con distintos aspectos de la vida de una persona, de esta forma los cristales en manos del vidente, son capaces de aportar datos sobre el futuro del consultante en distintas áreas de su vida.
A través de los cristales no sólo se obtienen mensajes del futuro, sino también consejos, caminos que el consultante deberá seguir o actitudes que deberá cambiar para gobernar mejor su vida.
Cada vez se está poniendo más de moda el uso "místico" de los cristales". En los mercados especializados podemos encontrarnos pirámides, pulseras, collares, los cristales sueltos, etc... para trabajar de algún modo con ellos. Y cierto es que son una ayuda muy buena tanto en asuntos psicológicos como para asuntos físicos y espirituales. En este espacio vamos a abordar diferentes ejercicios exclusivos para desarrollar el espíritu y como ayuda en momentos psicológicos difíciles.

Los cristales son formas de energía muy variadas. Cada cristal tiene sus propias cualidades únicas e irrepetibles que están en función de cómo se haya formado. En este sentido, incluso la misma piedra puede tener más o menos intensidad. No es lo mismo por ejemplo un cuarzo transparente totalmente pulido que un cuarzo transparente con grietas. Por ello es que hay que tener mucho cuidado con el uso de este tipo de energías, no sea que sin darnos cuenta en vez de vernos favorecidos, nos estemos viendo perjudicados.
Además es muy importante, y repetimos muy importante, tener presente que los cristales deben tener un mantenimiento regular para poder aprovecharnos realmente de la gama infinita de posibilidades positivas que nos ofrecen. Por ello debemos limpiarlos y recargarlos correctamente de forma asidua y frecuente; sobre todo si los vamos a usar con mucha frecuencia.
Para trabajar con los cristales necesitamos que las piedras o gemas estén lo mejor pulidas posible puesto que siguen la ley de la armonía por la cual el pulido armonioso de un cristal determinará la energía armoniosa que emita. Por lo tanto, cuanto más puro sea, más pura será su energía o vibración.
cristalomancia
La cristalomancia constituye uno de los métodos adivinatorios más exóticos, misteriosos y añejos, sus usos y aplicaciones místicas se pueden trazar desde la época de la desaparecida Atlántida.

Para visualizar el futuro por este medio se utiliza la bola de cristal, los cuarzos y los espejos entre otros elementos de gran utilidad etérea, con el paso de los siglos se fue rezagando su práctica, sin embargo en la actualidad se puede constatar que este arte esotérico para contemplar el futuro ha retomado un gran auge. Según cuenta la leyenda, fue el mago Merlín uno de los principales precursores de la cristalomancia durante el ciclo bretón; quinientos años después, a mediados del siglo xvi en Inglaterra, nació el notable síquico John Dee quien retomó las prácticas de lectura oculta con la bola de cristal y en plena mocedad existencial, comenzó a realizar predicciones casi exactas acerca de una singular cantidad de eventos que ocurrirían años después en las postrimerías de su existencia.
Fueron tan acertados sus pronósticos que la reina Isabel I (1533-1603) hija de Enrique VIII, lo nombró su astrólogo y consejero de cabecera. Gracias a John Dee se hicieron estudios profundos sobre este método de adivinación y con el correr de los años se han desarrollado técnicas para inducir visiones prolongadas que desembocan en presagios sorprendentes.

cristalomancia








No hay comentarios:

Publicar un comentario